¿Qué debo saber si quieres vender antigüedades online?

Si quieres desprenderte de tus viejos muebles, los puedes vender en subasta. Es el mejor medio de obtener el precio mayor posible. En cualquier caso, es importante conocer un cierto número de cosas antes de proceder a la transacción.

Autor: Stux-Pixabay

Autor: Stux-Pixabay

La venta de muebles online

La venta de muebles online constituye una alternativa para desprenderse de los muebles, al tiempo que se gana dinero de una forma fácil. Existen muchas plataformas de venta donde se pueden publicar anuncios, como anticuarios online, con el fin de encontrar buenos compradores en el propio país y en el resto del mundo.

Además de eBay que se queda con una comisión por la transacción, la mayoría de las páginas de internet donde se pueden vender online los muebles son gratuitas. El beneficio de la venta de los muebles queda por completo en manos del propietario. El funcionamiento de todas estas plataformas es más o menos igual. Vender los muebles online requiere fijar un precio que sirve de base a los futuros clientes que van a apostar por ese bien.

La venta en subasta física

Es posible poner los muebles en subasta de diferentes formas. La fórmula clásica es la venta en subasta física. Para ello, hay que tomar contacto con un comisario que autentificará los muebles y fijará una primera estimación. Esta prestación puede ser gratuita. El profesional también ofrecerá algunos consejos sobre el estado del mercado.

Después, cada usuario debe determinar un precio mínimo por el cual los muebles no pueden ser vendidos. Es lo que los especialistas llaman un precio de reserva. Finalmente, se rellena un contrato que autoriza a la casa de ventas a actuar en vuestro nombre para la venta de cuadros antiguos, objetos de arte o muebles antiguos de cierto valor.

Este documento contiene, no solamente la identidad y la descripción de los muebles que se ponen a la venta, pero igualmente la estimación de cada bien con el precio de reserva, así como los gastos de venta. Estos últimos suben generalmente un 20% del montante de la venta, e incluyen la remuneración de la sociedad de venta, los gastos de transporte y de almacenamiento, los honorarios de los expertos, así como los gastos de publicidad y de catálogo.

El día de la venta en subasta

Con ocasión de la venta, los diferentes lotes son presentados al público para que examinen los muebles que se ponen a la venta, y eventualmente planteen preguntas a los comisarios, expertos y colaboradores de la casa de ventas. Normalmente, esto tiene lugar en una sala de ventas que siempre está abierta al público.

Los muebles serán vendidos al mejor postor que pagará en dinero líquido, en cheque, con transferencia bancaria o con tarjeta de crédito. También es posible que los muebles no se vendan. En este caso, la sociedad de venta dispone de dos soluciones: bien vuelve a poner los muebles en venta en una nueva subasta, o se los devuelve al cliente.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*