El papel se niega a morir

Hoy día pareciera que viviéramos más en el mundo virtual que en el plano físico. Y es que el avance tecnológico ha llegado a todos los rincones, además se ha facilitado mucho su uso, con lo cual hasta las personas escépticas se han ido sumando de una u otra forma a esta tendencia, imparable además.

Aplicaciones de todo tipo, aparatos sofisticados pero como se mencionó anteriormente no es necesario ser experto en tecnología. Están diseñados para lograr una interacción muy natural e intuitiva.  Quien no sepa al menos dominar ciertos equipos y herramientas ya es catalogado como una especie de analfabetismo.

Entonces, cómo es que aún abunda el uso del papel? Ese invento que data del año 105 dC, atribuido a Ts’ai Lun, ha podido permanecer vigente pese a toda la evolución y cambios drásticos en el estilo de vida de las personas, en la forma de hacer las cosas. Sin duda alguna es una creación que mantiene su huella indeleble en todos los ámbitos en los cuales se desenvuelven los individuos.

Es un medio sencillo, pero esa misma humildad lo ha hecho muy popular, se ha colado en las viviendas, escuelas, negocios, política, leyes. Desde una carta de amor hasta los tratados más importantes a nivel mundial, hay un papel de por medio, que sirve para transmitir un mensaje y dejar constancia de algo.

Uno de sus principales atributos es que se trata de folios baratos, su precio es asequible para cualquier nivel económico. Es un recurso que se puede reciclar, lo que incide directamente en la conservación de su bajo valor en dinero, porque en utilidad es una de las grandes estrellas del ayer, de hoy y que se vislumbra por mucho más tiempo.

Otra característica que lo hace bastante versátil es precisamente su variabilidad, creo que debe ser muy difícil precisar la cantidad de tipos de papel que existan hoy día. Existen las hojas corrientes, las más usadas son las blancas tamaño carta, pero incluso no todas las de dicha dimensión y color son iguales, las hay especiales para distintos propósitos, por ejemplo, están las apropiadas para la impresión digital, las que a su vez varían de acuerdo al tipo de impresora.

También es muy moldeable, es factible utilizarlo en manualidades, picarlo con facilidad, doblarlo sin esfuerzo, no es tóxico ni representa un alto riesgo su uso. En fin es un material muy bondadoso que sirve para un sinfín de cosas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*