¿Qué es una shisha y por qué a tantas personas les encanta?

Si alguna vez escuchas sobre narguile, hookah, pipa oriental, pipa de agua, cachimba o shisha para fumar, no te confundas, es la misma cosa nombrada de diferente manera. Esto se debe a que en cada región donde fue introducida, se le dio un nombre más “particular”.

¡Te invitamos a conocer más este instrumento! Así sabrás por qué es el preferido de muchos para disfrutar del tabaco.  

Un poco de la historia de la cachimba

La aparición de las pipas antecesoras de la cachimba podría datar por ahí de los años 1500 en la región islámica. Pero fue hasta 1600 que, con la llegada del tabaco a Persia e India, se buscaron nuevas formas de ingerirlo.

Justo en algún lugar de la India entre los siglos XVI y XVII a alguien se le ocurrió inventar este ingenioso instrumento para consumir el tabaco ya “purificado”. A Europa llegó a principios del siglo XXI y el resto es historia.

¿Cuáles son sus partes?

La estructura de una hookah es bastante sencilla. Esto permite que se pueda transportar y cocinar el tabaco en cualquier lugar. Y aunque hay diferentes modelos en el mercado, así como accesorios, las piezas que la componen no varían y son:

  • Base o jarrón. Es donde se coloca el líquido que filtra el tabaco. Puede ser de vidrio o metal.
  • Agua. Aunque algunas personas usan leche o alguna bebida embriagante.
  • Manguera. Conectada a un conducto de salida de la base por donde se aspira el vapor con una boquilla que se desecha al terminar de fumar.  
  • Válvula. Es un tubo muy pequeño donde se purga el aire viciado del interior de la pipa.   
  • Cazoleta o tabaquera. Ahí se deposita el tabaco y se tapa con una rejilla donde se coloca el carbón que enciende el tabaco.

¿Cómo funciona?

Se aspira el aire usando la boquilla, el carbón se calienta debido a la presión negativa y cuando se enciende se va quemando el tabaco. El humo avanza al fondo de la cachimba circulando por los tubos y finalmente llegando otra vez a la manguera que tiene la boquilla.  

El resultado: un vapor con la concentración del tabaco ideal para degustar hasta la mínima partícula de sabor. Ya que se ha comprobado que el sabor del tabaco cambia, es mucho más rico y fino. Otro motivo más para conseguirte una.   

¿Es costosa?

Esto depende de los materiales con los que está hecha, la marca y el tamaño. Hay shishas de un precio bastante accesible con las que se puede comenzar en la fumada, para después ir evolucionando con otras más avanzadas.

El mundo de las cachimbas ha crecido tanto, que se les puede tunear con accesorios como boquillas especiales, adaptadores, difusores, parrillas eléctricas, etc. para mejorar la experiencia y la calidad del vapor.

Es un símbolo de camaradería

Por ahí dicen que si hay una shisha, hay ambiente. Y es verdad, muchos sitios launge, cafeterías, bares y hasta restaurantes las han incluido como “atracción” en sus servicios o son permisivos para quienes llevan la suya.

Y es que las narguiles anteriormente eran símbolo de estatus, pero ahora lo son de amistad, descanso, relajación y buena onda ¿y quién no quiere eso?

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *