Los suplementos alimenticios pueden reforzar la salud de tus huesos

Cada vez está más presenta la importancia del envejecimiento saludable mediante la alimentación, el estilo de vida y una suplementación controlada por un profesional de la salud. Obviamente, a medida que envejecemos, nuestros cuerpos y órganos se desgastan, ralentizando también los diferentes sistemas de nuestro organismo.

En este sentido, la salud ósea es una de las principales preocupaciones del envejecimiento. Las intervenciones nutricionales pueden desempeñar un papel importante en el rejuvenecimiento de huesos y articulaciones, fomentando su cuidado y mantenimiento saludable. Para ello, una de las opciones es la suplementación natural, es decir, cápsulas, comprimidos o productos en polvo a base de nutrientes que favorecen la función regular del sistema óseo.

¿Quién necesita apoyo nutricional?

Las mujeres especialmente necesitan soporte óseo a medida que envejecen. “De los 10 millones de estadounidenses diagnosticados con osteoporosis, se estima que el 80% de ellos son mujeres”, según algunos estudios realizados en el país americano. Esto se debe a que el estrógeno es esencial para una salud ósea óptima, y ​​las mujeres tienen mayor riesgo de desarrollar osteoporosis en comparación con los hombres, debido a los cambios hormonales en la menopausia.

Por este motivo, según expertos en el área, “la suplementación desde una edad más temprana puede ser beneficiosa, incluso las mujeres adultas jóvenes a menudo están interesadas en nutrientes preventivos si la fractura o la pérdida ósea prematura son genéticamente inherentes a la familia”. No obstante, los hombres también necesitan apoyo, principalmente a partir de los 50 años.

Suplementos alimenticios para los huesos

Suplementos de calcio y vitamina D

Se trata de una combinación esencial para la salud ósea. Nuestras necesidades de estos nutrientes cambian con la edad. El tejido óseo cambia y se regenera constantemente a lo largo de la vida, especialmente durante la niñez y la adolescencia, etapas en las que se forma y descompone tejido óseo nuevo, lo que permite que los huesos crezcan. En cambio, en la edad adulta, la degradación de los huesos comienza, llevándonos a una pérdida inevitable de masa ósea a medida que envejecemos.

Por ello, es importante una ingesta diaria equilibrada de calcio en todas las etapas de la vida. Además, la vitamina D tiene un papel fundamental en la absorción de calcio y la mineralización ósea.

Vitamina K para los huesos

En este caso, nos centramos en la vitamina K2, con capacidad para estimular la actividad celular de los osteoblastos. Estas son las células especializadas que regulan la mineralización ósea. Asimismo, contribuye a la prevención de la acumulación de calcio donde no se desea.

Por otra parte, existen estudios que demuestran que la vitamina D3 combinada con K2 es muy beneficiosa tanto para huesos fuertes como para la salud cardiovascular. Un buen apoyo nutricional pueden ser los suplementos alimenticios, ya que las menaquinonas son difíciles de obtener solo de los alimentos.

La importancia del colágeno para huesos y piel

Es uno de los ingredientes estrella dentro del ámbito de los complementos dietéticos, alimentos y bebidas. Esto se debe a que el colágeno estimula la regeneración del tejido y ayuda a reducir y prevenir el dolor en las articulaciones, la pérdida de densidad ósea y el envejecimiento de la piel.

El colágeno es la proteína más abundante del organismo. Al igual que otros nutrientes producidos naturalmente en el cuerpo, su producción se ralentiza con la edad, por lo que la suplementación a través de alimentos, suplementos o nutricosméticos es muy importante, especialmente para las mujeres.

El futuro de la salud ósea

Gran parte de los consumidores empiezan a comprar suplementos nutricionales para huesos y articulaciones cuando empiezan a padecer algunos de los síntomas mencionados en el artículo. No obstante, se recomienda prevenir con una alimentación equilibrada, un estilo de vida saludable y, si lo necesitas y tu médico lo aconseja, un complemento alimenticio que refuerce tu sistema óseo y articular.

Los productos para adultos mayores deben enfocarse en prevenir la pérdida ósea. Aquí entran en juego los alimentos con alto contenido de calcio y vitamina D. Por el momento, a pesar de que el mercado de la salud ósea aún es plano, hay una base de consumidores grande y proactiva que busca mantener sus huesos saludables.

Referencias

  1. Marshall K et al. “Inadequate calcium and vitamin D intake and osteoporosis risk in older Americans living in poverty with food insecurities.” Plos One. Published online ahead of print July 8, 2020.
  2. MacLaughlin J et al. “Aging decreases the capacity of human skin to produce vitamin D3.” The Journal of Clinical Investigation, vol. 76, no. 4 (October 1985): 1536-1538
  3. Harvard Health Letter. “Do We Really Need All That Calcium?” Harvard Health Publishing, Harvard Medical School. Published online March 2008. Accessed here. https://www.health.harvard.edu/staying-healthy/do-we-really-need-all-that-calcium
  4. Xueyan F et al. “Multiple vitamin K forms exist in dairy foods.” Current Developments in Nutrition. Published online June 1, 2017.
  5. Iwamoto J. “Vitamin K₂ therapy for postmenopausal osteoporosis.” Nutrients, vol. 6, no. 5 (May 16, 2014): 1971-1980
  6. Toshiro S. et al. “Comparison of menaquinone-4 and menaquinone-7 bioavailability in healthy women.” Nutrition Journal. Published online November 12, 2012.
  7. Juher TF et al. “An overview of the beneficial effects of hydrolysed collagen intake on joint and bone health and on skin ageing.” Nutrición Hospitalaria, vol. 32 suppl (July 18, 2015): 62-66
  8. König D et al. “Specific collagen peptides improve bone mineral density and bone markers in postmenopausal women—a randomized controlled study.” Nutrients, vol. 10, no. 1 (January 16, 2018): 97

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *