Abrir una cuenta de ahorro: ¿lo mejor para mi dinero?

Si dispones de un dinerillo ahorrado en tu cuenta habitual y no sabes qué hacer con él, una idea muy recurrente es abrir una cuenta de ahorro y depositarlo allí a salvo de nuestras “compras impulsivas” entre otros posibles gastos superfluos.

Las cuentas de ahorro son productos muy sencillos que te permitirán obtener algunos créditos por tu dinero sin perder la disponibilidad de usarlo sin penalización cuando lo necesites. Es una opción de ahorro que puede ser una fuente recurrente de financiación en el futuro, como a día de hoy lo son el dinero al instante, que de igual forma te permite hacer frente a aquellos gastos inoportunos que llegan cuando aún no has podido recibir tus ingresos habituales.

Por otra parte, sus detractores lo señalan como un producto bancario poco rentable, que inmoviliza más que trabaja tu dinero. Son los que abogan por invertirlo en activos e instrumentos financieros.

A continuación te resumimos algunos detalles que debes conocer antes de contratar una cuenta de ahorro y que te ayudarán a posicionarte en este debate.

dinero al instante

Imagen: Pixabay

Ventajas de abrirnos una cuenta ahorro

  • Cero comisiones: las cuentas de ahorro no suelen tener comisiones ni de administración ni de mantenimiento, además de permitir realizar transferencias nacionales sin coste. Si tu banco te incluye algún tipo de gasto, negocia que te lo supriman incluyendo nómina y suministros en la cuenta principal o directamente cambia de banco.
  • Rentabilidad variable: ciertamente va a ser muy poca la rentabilidad que recibas por el dinero que deposites en estas cuentas. No obstante, algunos bancos cuentan con cuentas de ahorro que ofrecen una rentabilidad más atractiva que otros, que incluso pueden llegar hasta el 2% TAE. Si tu banco cuenta con una de estas características y tienes un perfil conservador ante la inversión, sin duda es muy buena opción cuanto menos para depositar parte de lo ahorrado.
  • Beneficios exclusivos para contratantes: bancos y cajas premian a los nuevos clientes de las cuentas ahorro con descuentos exclusivos en comercios, compra de determinadas marcas, combustible… No hablamos únicamente del clásico juego de sartenes y ollas, sino de beneficios en el día a día como la devolución de un porcentaje de los recibos domiciliados de agua, luz, teléfono, internet y gas.
  • Contratación: su apertura es ágil y sencilla. Lo natural es que si dispones de cuenta en banca móvil, solo tienes que ir a la opción pertinente y en pocos minutos ya la tendrás operativa
  • Disponibilidad de tus ahorros: en este sentido también depende mucho del banco donde tengas la cuenta corriente, pero lo natural es que ni te cobre ni te penalicen por retirar dinero cuando lo necesites. En este aspecto lo alto o bajo que sea el porcentaje de rentabilidad es clave: cuanto más alto, menos disponibilidad. También es una opción que puedes negociar con tu entidad.
  • Antifraude: las cuentas de ahorro cuentan con servicios antifraude que protegen tus ahorros y que algunas entidades financieras complementan con servicios gratuitos de accidente o de hogar.

Inconvenientes de abrir una cuenta ahorro

Tal como hemos ido desgranando en las ventajas, todo depende de la entidad financiera y de cómo negocies la apertura de la cuenta (con domiciliaciones importantes en la cuenta principal, con una alta rentabilidad, etc.), pero en general, encontramos ciertas desventajas como:

  • Descubiertos: en una cuenta de ahorro no puede darse la opción de tenerla en descubierto, lo cual puede ser un inconveniente si necesitas dinero al momento y no cuentas o no puedes acceder a la banca móvil.
  • Tarjeta de crédito: algunas cuentas de ahorro no permiten la vinculación con una tarjeta de crédito, con lo que no podrás usar los ahorros para el pago de compras comunes.
  • Cantidad mínima: algunas cuentas de ahorro obligan a abrir o mantener la cuenta de ahorro con una cantidad mínima de dinero, con lo que hay veces que si necesitas el dinero a corto o medio plazo has de recordar que no podrás dejar la cuenta de ahorro sin efectivo.
  • Pocos beneficios en intereses: tal como ya contábamos en el apartado de rentabilidades, lo máximo que puedes llegar a obtener de media por una cuenta de ahorro es un 2% TAE. Si lo que quieres es obtener una mayor rentabilidad de tus ahorros, existen otros productos bancarios que dan mejores intereses que las cuentas de ahorro (aunque también suelen tener condiciones más estrictas o cierto nivel de riesgo).

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *