El cartón corrugado y su uso para embalajes

El cartón corrugado, conocido también como cartón ondulado, nace de la necesidad de conseguir una mayor resistencia de las cajas de cartón que se utilizaban normalmente para los embalajes. En su origen, estas no eran demasiado fuertes y sufrían daños durante los traslados lo que ponía en peligro las mercancías que contenían.

En 1874 Oliver Long patenta las primeras cajas de cartón corrugado. Este cartón tiene la característica de estar constituido por diferentes capas. Su estructura básica más habitual está formada por dos capas de cartón liso y en el medio de ambas una capa de cartón ondulado. De ahí su nombre de cartón arrugado o corrugado.

Esta estructura original puede sufrir diferentes variaciones en función del uso que vaya a recibir el cartón. Si se necesita que sea  resistente, entonces puede llevar dos capas de cartón ondulado con capas de cartón liso intercaladas. Incluso tres capas de ondas con cuatro caras lisas para aquellas cajas que tienen que ser especialmente fuertes.

carton corrugado

Si tan solo se trata de planchas de refuerzo para colocar en el fondo de las cajas o de cartón corrugado para embalaje, entonces será mucho más fino y las ondulaciones menos pronunciadas, pudiendo tener tan solo dos caras, una  lisa y la otra ondulada.

¿Cómo se determina la resistencia del cartón corrugado?

La altura de las ondas del papel influye en la capacidad de amortiguación del mismo. A mayor altura o grosor de la capa, mayor resistencia. Existe una clasificación del cartón corrugado según la altura de sus ondas:

-Canal A: se trata de cartones corrugados de onda grande, con un grosor entre 4,3 y 4,8 mm y una gran capacidad de amortiguación. Se utiliza para cajas que van a llevar un gran peso.

-Canal B: son los cartones de onda pequeña, con un perfil de entre 2,2 y 2,8 mm. Este es el utilizado para cajas de pequeño tamaño o que no van a portar demasiado peso.

-Canal C: Cartones de onda mediana. El hecho de que no vayan por orden de grosor puede llevar a confusiones, ya que este cartón tiene un grosor de entre 3,5 y 4,2 mm. Se trata de cajas con una resistencia media.

– Canal E: con una onda muy pequeña de un perfil de entre 1,14 y 1,39 mm. Se trata de cartones bastante finos y poco resistentes.

Aunque estos eran los cartones habituales hasta hace muy poco, en las dos últimas décadas han aparecido en el mercado nuevos perfiles todavía más finos que se utilizan para fabricar papel para embalar y proteger la mercancía.

El otro factor que influye en la resistencia del cartón corrugado es su gramaje, es decir, los gramos que pesa por cada metro cuadrado de cartón. A mayor gramaje, mayor resistencia.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*